EL TRIUNFO DEL CORAZON Headline Animator

Anne Hill Designs.

Anne Hill Designs.
Except where otherwise noted, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 License

23 de abril de 2009

LARSSON, THE ONE.



Son demasiadas sensaciones las que al leer una de las entradas aun post reciente, encontré un comentario que ha sido sin duda la mayor alegría que pudiera imaginar.

Quizás sea por la sorpresa, por lo inesperado, por su entrañable narración, o sin mas por que lo ha escrito mi HIJO, BORJA.
Ese niño de sonrisa alegre de rizos es el mismo que 15 años después de esa foto me dice que esta pedaleando en el Tourmalet de la vida, y que de vez en cuando cae, o simplemente se cansa. Entreveo en sus lineas mis palabras, y enlazo en su texto la nobleza de su corazón, la estirpe de un luchador, y de alguien que desde pequeño a lo injusto e incorrecto dijo NO, que en su corta edad y a pesar de sus avatares, y de su inocente juventud, es un ser pensante, sin miedo a equivocarse, porque en su error ve el peldaño de la experiencia, y por tanto de la sabiduría.

El valor de crecer en esta sociedad en la que impera la estupidez, el borreguil y la inercia mental, engrandece y hace magnánimo su pensamiento, que a pesar de mi edad y de mi experiencia, siempre escucho y sin duda valoro y he de decir que muchas veces el ha sido mi refugio y mi descanso.

Desde aquí, sin caer en el empacho pasional materno, Larsson, se que estarás mas allá del Tourmalet, hay cimas mas altas esperándote, porque tu puedes tu vales, y esta escrito, y como dice MAMILO:
PIENSA QUE TODO TE VIENE DE DIOS, PERO QUE TODO DEPENDE DE TI.
Voluntad
Perseverancia
Sabiduría.

Voluntad para hacer
Perseverancia para no decaer
Sabiduría para distinguir.

Gracias mi pequeño gran hombre, por ser y estar te quiere siempre Mami!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Txapo chaval !
cheche
diferente

Antonio Valcárcel dijo...

Estimada Anne:

Las montañas no presumen de altas porque saben que en lo mezquino del hombre y con base suficiente cualquiera puede escalarlas y poner una plica en Flandes.
Es admirable cuando alguno de nuestros hijos emprende por medio de su propia voluntad adentrarse en una selva (sociedad que han de enfrentarse con todas aquellas armas que han aprendido o heredado de sus progenitores). Borja es evidente que es un luchador y que sabrá o sabe ya a estas alturas que las cimas coronadas por los buitres carroñeros no deben de ser escaladas. Borja sabe que tiene una gran madre y con seguridad un buen padre. Lo sabe ahora en la distancia, la distancia nos da cordura y la estrechez locura.
¡Cuanto duelen los hijos! Cuanto sus indiferencias, cuanto sus ausencias; como sangran los corazones de los padres en cada uno de sus acometidas! Son como astas afiladas que debemos de saber capear, pero no hay escuela de tauromaquia que nos prepare para estas corridas. Si uno de mis tres hijos me pidiese mi vida para salvar la suya no lo dudaría:
"cogería la cruz y tomaría el camino del gólgota”.
Ayer recibí un mensaje de mi hija Izaskun: " Me Va bien, sólo llevo 6 clases, pero bien, he ido por Bilbao, Santurce, Portu, pero por autoría, no. Y en el trabajo bien, aunque no tenemos mucha gente. Tu que tal?
Era mi hija Izaskun, me vinieron a la mente sus inmensos ojos azules y su tez blanca como la nieve que aún va quedando por los montes que suelo perderme. La quiero; y los quiero tanto que para los padres todos tenemos algún Borja o todos somos Borja.

Un abrazo Anne